Sociedad Chilena de Fertilidad

23.8.06

Criopreservación de embriones: Nuestra Opinón

Durante el ultimo mes las instituciones clínicas, los profesionales y las pacientes que participan en tratamientos de reproducción asistida, han sido objeto, de parte de distintos actores políticos, de acusaciones de actuar enforma ilegal, de la destrucción de embriones y hasta de quitarle la dignidad al acto reproductivo.
En la presente carta queremos expresar nuestro mas firme rechazo a cada uno de estos dichos que, en nuestra opinión, están basados en un conocimiento superficial y anecdótico de la realidad en que se desempeñan lostratamientos para las parejas infértiles que desean tener hijos y así completar su proyecto de familia.
Actualmente se cuestiona y ataca la criopreservación embrionaria. Recordamos a todos los chilenos que los argumentos utilizados ahora son los mismos que se hicieron hace veinte años contra la fertilización in vitro y, que de haber prevalecido, habrían impedido el nacimiento de mas de 4.000 niños en nuestro país. En el mundo se hacen anualmente 800 mil ciclos de reproducción asistida de los cuales nacen aproximadamente 250 mil niños y desde el primer caso han nacido mas de 3 millones de nacimientos.
En Latino América existen mas de 100 programas que completan 25.000 ciclos anuales y todos los países que nos rodean tienen programas activos que incluyen la criopreservacion de embriones. Por el uso de esta ultimatecnología, hoy foco de los ataques, nacen en el mundo 25.000 niños cada año y en Chile mas de 200 hasta hoy.
La criopreservación embrionaria tiene como objetivo disminuir la frecuencia de multigestación extrema (embarazos con más de 3 fetos), y dar una posibilidad de que todos los embriones lleguen a ser transferidos a la madre en diferentes ciclos. Se mejoran así los resultados y las parejas tienen más posibilidades de ser padres de hijos sanos. Los que se oponen a la criopreservación estiman que todos los embriones debieran ser transferidos en una sola vez. El resultado es la multigestación con toda su cadena de trastornos.
Centros especializados en reproducción asistida se ubican en una gran variedad de instituciones de salud incluyendo hospitales católicos como el de la Universidad Católica de Porto Alegre Brasil y Universidad Católicade Lovaina Bélgica. Ambos centros ofrecen la criopreservacion como parte del arsenal terapéutico.
Estadísticas de centros Chilenos, en que la mayoría de las parejas se declara católicas, señalan que el 98% de ellas aprueba la criopreservación como una alternativa que les permita recibir todos los embriones a lo largodel tiempo.
Si bien se puede hacer Fertilización In Vitro sin criopreservar embriones, el no utilizarla cuando es indicado, perjudica a la paciente ya que se le ofrece una opción de eficiencia significativamente menor y con unafrecuencia de complicaciones mucho mayor, específicamente la mas seria que es la multigestacion extrema.El embarazo múltiple se asocia con una alza de las complicaciones maternas, con dramáticas consecuencias a nivel de salud de las madres, los niños nacidos y en la condición socioeconómica y psico-afectiva de las familiasque lo sufren. El hacer reproducción asistida sin tener la opción de criopreservar significa disminuir la eficiencia y aumentar los riesgos.. A lo anterior, hay que agregar que, en algunas circunstancias, el endometrio de la madre en el ciclo destinado a recibir los embriones, no esta en óptimas condiciones por un cambio agudo, no previsible, como lo son pólipos o sangrados, lo que le quitaría las reales opciones a ellos, siendo lo mejor criopreservarlos para una transferencia con mejores condiciones maternas.
Aplicar medidas restrictivas tendrá un efecto seguro: acentuar la inequidad en el acceso a medicina de buena calidad. Las pacientes de alto ingreso económico buscarán una solución en Argentina, Brasil o USA y las de menores recursos tendrán que aceptar la peor opción.
Creemos que los diferentes actores sociales de nuestra realidad nacional y nuestros representantes en el parlamento, deberían considerar en sus decisiones las diferentes filosofías existentes en nuestro país, forma de convivencia amparada por nuestra Constitución Chilena, mas que intentar imponer máximos morales privados y preocuparse por establecer regulaciones que no castiguen la calidad de los tratamientos ofrecidos.

1 Comments:

  • La criopreservación embrionaria ha generado una discusión a través de medios de comunicación que recuerda con mucha similitud lo ocurrido hace unos 20 años, cuando iniciamos la reproducción asistida en Chile. La historia se repite, demostrando que ni los 4000 bebés nacidos en Chile, ni los 3 millones de niños y niñas nacidos en el mundo son capaces de generar una reflexión más profunda que evite la agresión intelectual con que se intentan imponer las morales particulares. Políticos, religiosos y profesionales de diversas especialidades no reparan en usar adjetivos que ofenden a cientos de matrimonios que han recurrido a la tecnología para ser padres y han criopreservado embriones o tienen hijos nacidos luego de aplicar esta tecnología. Como expresión de respeto a esas familias es que he tomado la decisión de escribir esta carta. Lo hago además como responsable del Registro Mundial de Reproducción Asistida, fundador de la Red Latinoamericana de Reproducción y uno de los iniciadores de estas tecnologías en Chile.
    1- La criopreservación de óvulos no fecundados como alternativa a la criopreservación de embriones, ha sido comentada recientemente en cartas al director, y es sin duda el camino ideal; se está trabajando intensamente en ello, pero en la actualidad es un procedimiento experimental y da tasas de embarazo menores de 5%, por lo que no forman parte de tratamientos regulares de fecundación asistida.
    2- La criopreservación de embriones es hoy en día, la única manera de evitar la multigestación extrema (trillizos, cuatrillizos, etc) manteniendo oportunidades razonables de que ocurra un embarazo.
    3- La criopreservación de embriones se aplica en Norte América, toda Latinoamérica excepto Costa Rica, toda Europa con excepción de Alemania e Italia; todo el Medio Oriente y toda Asia. Anualmente nacen 30 a 50.000 bebés de la transferencia de embriones que estuvieron criopreservados. Las tasas de malformaciones y otras alteraciones del desarrollo no son diferentes a los embarazos espontáneos.
    4- En los 53 países que reportan sus datos al registro mundial, la criopreservación embrionaria se aplica por igual en centros privados, en hospitales dependientes de los sistemas nacionales de salud y en centros universitarios. Se aplica indistintamente en universidades con denominaciones Cristianas, Judías, Musulmanas y Budistas. Cabe mencionar que universidades Católicas en Latinoamérica y Europa tienen programas de criopreservación embrionaria. Especial mención merece el programa de criopreservación embrionaria de la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica, uno de los sitios de formación de nuestro santo Padre Hurtado.
    5- Los países que desechan embriones criopreservados lo hacen obligados por ley cuando se sobrepasa un período máximo de tiempo establecido por sus leyes. Esa es la situación del Reino Unido y Australia entre otros. En esos países, las leyes además autorizan la práctica del aborto. La experiencia legal de esos países es particular a ellos y sería un error extrapolar su realidad a la nuestra.
    6- En Chile, las parejas que han criopreservado embriones se han visto obligados a recurrir a la reproducción asistida para hacer familia. Mujeres y hombres que luego de haber recibido información completa y haber reflexionado profunda y serenamente en relación a riesgos y beneficios, han firmado consentimientos aceptando las regulaciones que nos hemos impuesto. Las regulaciones establecen que ambos progenitores y el médico se comprometen a que los embriones no sean desechados. Que los embriones serán transferidos en su progenitora o en una receptora (pareja infértil) como una forma de adopción temprana. Aún en ausencia de regulaciones legales, en Chile, no se desechan ni se manipulan, ni se realizan investigaciones en embriones humanos.
    La realidad es que a pesar de lo estricto del marco regulatorio impuesto por nosotros, a pesar de la cruda condena pública y de las agresiones recibidas, por miembros del parlamento y jerarquía eclesiástica, sólo 2.8% de un total de 500 parejas entrevistadas en el último año decidió no criopreservar embriones.
    No cuesta mucho teorizar sobre el derecho a hacer uso de la tecnología reproductiva cuando se ha tomado como opción de vida, no tener hijos o cuando se han tenido todos los hijos que se quiere tener. Esas personas debieran guardar un respetuoso silencio y aceptar que otros trabajen por lograr lo mismo que a ellos les ha sido regalado.

    Dr. Fernando Zegers Hochschild

    By Anonymous Dr. Fernando Zegers Hochschild, at jueves, agosto 24, 2006 10:28:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home